Nunca avanzas mirando hacia atrás!

Daniel Bramajo

01 de Mayo 2017

Nunca avanzas mirando hacia atrás!

Una mujer fue a una consejería cristiana por ayuda. Todo su presente estaba “trabado” y no veía la forma de salir de esa situación. Había intentado todo, y solo logró frustrarse más todavía. Ella no comprendía que era aquello que parecía ser un enemigo, o algo invisible a su alrededor que no la dejaba avanzar prácticamente en nada.

Cansada, y casi desesperada preguntó a su interlocutor: “Dígame por favor… porqué no puedo con esto. No estoy haciendo nada malo, es más, creo estar haciendo todo lo correcto, lo que agrada a Dios…” - ¿No hay nada con su pasado en esta situación? – Preguntó en consejero. Entonces ella abrió muy grande sus ojos, y dijo – No. Solo que a veces pienso en cosas que yo hice – Entonces él le dijo: Le voy a dar una tarea hasta la próxima charla: Tome un palo o una madera, vaya al corral de las vacas y donde están los cerdos. Luego entre allí, camine por todo el lugar, y vaya tocando con la madera todo lo que está en el piso del lugar. Luego de un rato vuelva a su casa.

La semana siguiente le pegunta a la mujer cómo se había sentido hacer “la tarea”. Ella avergonzada le dijo… No pude hacer eso. Porqué no pudo? Pregunta él. No hubiera soportado caminar, ensuciarme y llenarme de ese desagradable olor. Ella había entendido el consejo…

Bueno, entonces tampoco lo hagas con tu pasado – Le respondió su consejero. Dejando atrás lo que está atrás, camina y avanza hacia adelante. Es imposible avanzar en nada mirando hacia atrás. Sigue. Extiéndete hacia lo que está adelante. Porque lo mejor para ti, está por llegar!!